24 mayo 2022

Comunicación Consciente

“Sentí un jalón muy fuerte”: el terror acecha bajo el agua

Martín López narra cómo ocurrió el ataque de tiburón del sábado 12 de febrero en Tojahui y que cobró la vida de su compañero Víctor Estrella

Por: Fabián Pérez

Martín López pensó que su compañero de trabajo se había molestado con él al sentir un jalón muy fuerte e inusual en la manguera que le suministraba aire.

Jamás imaginó que, al empezar a recogerla, el buzo era atacado por un tiburón de aproximadamente cuatro metros, relató el Cabo de Vida a autoridades de Seguridad Pública de Huatabampo.

“Pensé que Víctor se molestó conmigo porque se movía muy fuerte la manguera. Lo que hice fue neutralizar la panga y jalarlo hasta la superficie, pero se seguía moviendo mucho, hasta que miré una aleta del traje de buzo”, narró.

En su lucha por traer a la superficie a su compañero, narró, a diez metros a la distancia observó una mancha de sangre, por lo que su instinto lo obligó a redoblar esfuerzo con el jaloneo de la manguera para ponerlo a salvo.

Sin embargo, se dio cuenta de la magnitud del problema:

“Vi que era un tiburón, cuando más hacía fuerza para jalar a mi compañero hasta la embarcación, el animal lo seguía atacando”.

Mencionó que, al arrimar a su compañero a la panga, observó que ya estaba muerto.

“Él ya venía muerto cuando lo puse cerca de la embarcación, todavía el tiburón seguía pasando cerca de nosotros. El animal hizo otro intento por quitarme el cuerpo e incluso le pegó un colazo a la panga; lo que hice fue empezar a subirlo, pero estaba muy pesado”, relató.

LO AHUYENTA
Tuvo que encender y acelerar el motor de la pequeña embarcación para ahuyentar al tiburón blanco. Después de 20 minutos de la desesperación, llegó una panga para apoyarlo.

“Cuando vi a mis compañeros de la otra embarcación, lo primero que hice fue gritarles que un tiburón acababa de matar a mi compañero. Antes de subir el cuerpo de Víctor a la panga, hablé por teléfono al encargado de la cooperativa donde entregamos el callo de hacha, pero no me respondió”, explicó.

La voz de alarma, dijo, la dio su compañero Ramiro.

“En el camino se nos sumaron otras pangas hasta llegar al muelle del Puerto de Yavaros, donde ya nos esperaban las autoridades y decenas de personas”.

Sostuvo que todavía después de la agresión, el tiburón ha sido visto en el puente Quemado.

“El animal, de aproximadamente 800 kilogramos y cuatro metros de largo, va a seguir merodeando esta parte, porque ahí se encuentran los lobos marinos de los cuales se alimenta. Ese tiburón está cebado, porque ya probó la carne humana”, indicó.

PUEDE SER HEMBRA
El pez agresor puede ser un tiburón blanco hembra, ya que la panza está muy exagerada.

Martín López asegura que a pesar de la “pesadilla” que estaba viviendo, nunca sintió miedo “porque el Señor me dio fortaleza”

A casi una semana de esos hechos, el Cabo de Vida no ha tenido el humor para limpiar la pequeña embarcación donde trajo el cuerpo de su compañero hasta el muelle de Yavaros.

Lo que pide ahora, es que las autoridades de los tres niveles de Gobierno apoyen a la familia de Víctor Estrella, ya que son de escasos recursos y siempre han vivido de la pesca.

diariodelyaqui.mx