21 septiembre 2021

Comunicación Consciente

Se confirma el descenso de Trump en las preferencias electorales

A menos de un mes de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, los encuestas arrojan un aumento consistente en las preferencias hacia Biden. En esta entrega del monitoreo rumbo a la contienda, el Dr. Abelardo Rodríguez Sumano analiza los números de las encuestas y el impacto de eventos como los debates o la salud de Trump.

Al cierre de la contienda presidencial, Donald Trump luce herido en el corazón de las preferencias electorales. Viene en descenso de la mano de una desbandada de republicanos y de los electores que no le favorecen en la mayoría de las encuestas. Sin embargo, una clave por la cual no se puede dar por descartada una victoria de Trump reside en el comportamiento del voto en los llamados “the Battleground states”, o dicho de otra manera “estados en disputa”, votantes rurales y con escasa educación, por ejemplo, mismos que serán examinados en una siguiente entrega.

De cualquier forma, se anticipa que el cierre de la contienda será caótico.

Mientras tanto, el presidente sigue en un tren controversial con un acto masivo en la Casa Blanca y sin claridad efectiva sobre su estado de salud (10 de octubre). Asimismo, sigue confirmándose gente contaminada que o bien trabaja en la Casa Blanca o ha asistido a eventos en sus instalaciones recientemente.

En esta entrega, nos concentramos en el descenso de la preferencia electoral que el Comandante en Jefe de Estados Unidos ha experimentado en los últimos 10 días. Por ejemplo, el debate del 29 de septiembre; el anuncio del contagio Covid-19, el debate entre Kamala Karris y Mike Pence y, por último, su rechazo al segundo debate presidencial programado para el 15 de octubre.

La danza de los números
A menos de un mes, los datos ilustran un aumento consistente en las preferencias hacia Biden con respecto del mes pasado. En contraste, la caída más importante de Trump de acuerdo al sitio Five Thirty Eight desde el 27 de febrero es de 10.1 puntos de diferencia entre Biden y Trump, en favor del primero. La diferencia neta entre los porcentajes del 29 de septiembre y el 9 de octubre para cada candidato es de +1.90% para Biden (de 50.2% a 52.1%) y de -1.20% para Trump (de 43.2% a 42.0%). Esto significa que la preferencia hacia Biden crece más rápido que las caídas en las preferencias de Trump. Curiosamente, coincide con la encuesta británica de BBC que da 52% a Biden y 42% a Trump. Quizá lo más preocupante desde el punto de vista para la causa de Donald Trump es que Fox New Poll, también le da una victoria al demócrata , ya que Fox News ha simpatizado con el presidente de Estados Unidos.

Estos son los números en Five Thirty Eight, los cuales promedian las encuestas nacionales de preferencia electoral en números redondeados.

Elaboración propia con información de Five Thirty Eight.

El debate Trump-Biden

El 30 de septiembre, un día después del debate la NBC organizó una encuesta sobre la carrera presidencial; resultados que mostraron una ventaja de Biden sobre Trump de 14 puntos después del debate. Previo al encuentro, había mostrado una ventaja de 8 puntos porcentuales. Cabe destacar a su vez que más demócratas participaron en esta encuesta que en la anterior de acuerdo con la metodología de NBC. Asimismo, el índice de aprobación de Trump se redujo en 2 puntos porcentuales que equivalen al 43%. (Semansky, 2020).

El apoyo a Trump se redujo más sensiblemente por parte de los adultos mayores y las mujeres suburbanas, los cuales ahora apoyan a Biden en un 62%-58% respectivamente. En la misma encuesta, 49% de los consultados sostuvieron que Biden tuvo una mejor presencia en el debate, mientras que el 24% le dio la victoria a Trump. Ahora bien, el 17% aseguró que ninguno de los dos hizo un mejor trabajo mientras que el 19% de los encuestados señalaron están más inclinados a apoyar a Biden después del debate, mientras que el 6% dijo lo mismo para Trump.

De manera importante a destacar, la vasta mayoría de los encuestados: 73%, opinó que el debate no modificó cómo votarán; lo que confirma el voto duro de Trump alrededor del 40%. También en la encuesta el 58% de los consultados refirieron que Biden tiene un mejor temperamento para ser presidente, mientras que el 26% apuntó que Trump tenía un mejor liderazgo para conducir a los Estados Unidos. (Murray, 2020)

A pesar de que The New York Times abiertamente se inclinó por Biden, lo que le resta cierta objetividad, organizó una encuesta después del debate presidencial para medir el impacto que había tenido en Pennsylvania y en Florida, dos de los estados indecisos y no le favorecieron a Trump. Sólo el 21% de los consultados, aseguraron que el Presidente de Estados Unidos había ganado el debate, mientras que el 37% sostenía que Biden fue el vencedor. Sin embargo, el 65% de los encuestados estuvieron en desacuerdo con la conducta de Trump durante el debate, y el 48% dijo que su apoyo a Trump se había reducido.

En una entrevista realizada a media docena de votantes, la mayoría republicanos coincidieron en que el diagnóstico de coronavirus del presidente no había afectado sus preferencias presidenciales. Empero, todos menos uno se refirieron al presidente como un “bully” durante el debate. Por otro lado, un tercio de los que apoyan a Trump aseguró que estaban en desacuerdo con el desempeño de Trump durante el debate (Cohn, 2020).

Como se puede apreciar en esta información, el debate no le favoreció a Trump en las encuestas.

El manejo del contagio Covid por Trump

En encuestas realizadas tras el anunció positivo Covid-19 de Trump, una mayoría importante de estadounidenses coincidían en que el presidente no había tomado las medidas necesarias para prevenir el contagio. Asimismo, la encuestadora Survey USA realizó una toma nacional del 1 de octubre (antes de que Trump anunciara su estado de salud) hasta el 4 de octubre (cuando Trump estaba en el hospital), y encontró que Joe Biden le ganó a Trump en las preferencias por sólo 4 puntos en entrevistas realizadas antes de la hospitalización de Trump. Sin embargo, después de que Trump regresa a la Casa Blanca, Biden ya lideraba por 16 puntos las preferencias entre los electores.

En este orden de ideas, una encuesta de la Universidad Franklin Pierce y el Boston Herald encontraron una tendencia similar: Biden llevaba una ventaja de 5 puntos antes de la hospitalización, después, la ventaja fue de 21 puntos porcentuales. Mientras que la Universidad de Monmouth, una de las encuestadoras más prestigiosas, encontró que en una encuesta que realizaba en Pennsylvania, el diagnóstico de Trump no modificó las tendencias: Biden lideró por 12 puntos en las entrevistas del 30 de septiembre y el 1 de octubre y por 13 puntos en las entrevistas entre el 2 al 4 de octubre. Por otro lado, una encuesta nacional realizada por Civiqs/Daily Kos entre el 2 y el 5 de octubre, mostró que la mayoría de los estadounidenses no habían modificado sus preferencias electorales debido a los “eventos recientes” (Rakich, 2020).

Sin embargo, aunque sea mínimo, pero el manejo de la situación Covid de Donald Trump sí impactó negativamente en el desempeño de su campaña.

aristeguinoticias.com