1 agosto 2021

Comunicación Consciente

Reforman ley en El Salvador para que periódicos impresos paguen impuestos

Los medios de comunicación impresos ya no gozarán de beneficios fiscales y deberán tributar por la materia prima, maquinaria y equipo que importan; la relación de Bukele con la prensa ha sido tensa en su gestión

La nueva Asamblea Legislativa de El Salvador reformó el miércoles la Ley de Imprenta vigente desde 1950 para que los periódicos impresos paguen impuestos como todas las empresas.

Según la reforma presentada por el diputado Christian Guevara, jefe de la bancada del partido Nuevas Ideas, ahora los medios de comunicación impresos no tendrán exenciones arancelarias, es decir, no gozarán de beneficios fiscales y deberán tributar por la materia prima, maquinaria y equipo que importan. Además, “no gozaran de excepciones del impuesto sobre la renta por ingresos provenientes de estas fuentes, como tampoco excepciones del impuesto a la transferencia de los bienes y prestaciones de servicio”.

La reforma fue aprobada con 68 de los 84 diputados Los partidos Nuevas Ideas, Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), Partido de Conciliación Nacional (PCN), Partido Demócrata Cristiano (PDC) y el izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), avalaron la reforma a la Ley de Imprenta vigente desde hace 70 años.

La reforma deberá ser sancionada por el presidente Nayib Bukele y, de avanzar, entraría en vigor ocho días después que sea publicada en el Diario Oficial.

La relación del presidente con la prensa cuando se critica su gestión ha sido tensa desde que inició su mandato y suele rechazar enfáticamente cualquier cuestionamiento. Algunos periodistas han denunciado públicamente hostigamiento por parte del gobierno y en febrero pasado la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó medidas cautelares a 34 trabajadores del periódico digital El Faro tras considerar que se encontraban en una situación de gravedad y urgencia de riesgo de daño irreparable a sus derechos por amenazas recibidas por su labor.

El Faro sostiene que desde que Bukele tomó posesión sus periodistas han enfrentado bloqueos a conferencias de prensa, amenazas de instituciones de gobierno que han dificultado el trabajo periodístico de fiscalización y rendición de cuentas, campañas de desprestigio a través de artículos anónimos publicados en medios de comunicación bajo tutela del Estado, estigmatización y acoso en las conferencias de prensa, seguimiento a periodistas y auditorías a la contabilidad del periódico que exceden lo tributario.

En la propuesta presentada por Guevara, éste expresa que “es injusto que a los productos de la canasta básica se les aplique el IVA (Impuesto al Valor Agregado), y que algunos medios de comunicación escrito estén exentos de ese pago; es injusto que un país pobre donde la gente tiene necesidades básicas se le esté dando de exención de impuesto a estos medios”.

Guevara afirmó que los periódicos salvadoreños vendían más de 170 mil ejemplares al día, lo que les generaba más de 80 mil dólares, “280 millones en una década, todo eso sin pagar un solo centavo de impuestos”.

www.eluniversal.com.mx