17 mayo 2022

Comunicación Consciente

Quieren pescadores ayuda, no palabras

Quieren alguna alternativa que les ayude a generar ingresos económicos

Por: Fabián Pérez

Un grupo de pescadores del Puerto de Yavaros, Las Bocas y de otras comunidades pesqueras del sur de Sonora exigió la intervención del gobernador Alfonso Durazo Montaño para buscar alguna alternativa que les ayude a generar ingresos económicos, luego de cumplir este sábado dos semanas sin poder salir a la captura de callo de hacha y almeja chocolata por el incidente ocurrido en la playa Tojahui.

Martín Valenzuela, presidente de la cooperativa “Loma Parda”, aseguró que por más que las autoridades municipales han ofrecido intervenir para gestionar apoyos con instancias federales y estatales, hasta el momento no se ha visto la intención de ayudarlos.

“Aquí ocupamos la intervención del gobernador y del Comisionado de Pesca a nivel nacional para que nos ayuden a salir de este momento tan difícil, ya que después de la agresión del tiburón al buzo Víctor Estrella, no hemos podido obtener ingresos económicos, al tener que implementar una autoveda por temor a ser atacados”, expresó.

El líder pesquero aseguró que los brazaletes anunciados por el Ayuntamiento de Huatabampo para proteger a los buzos, no cuentan con el aval de un experto y, por tanto, no son cien por ciento seguros.

Dijo que muchos de sus compañeros se han mostrado inconformes con la respuesta de las autoridades, porque lo único que están haciendo es dar “atole con el dedo”, sin comprometerse con una fecha exacta para que lleguen los apoyos.

“Lamentablemente así es la política, hay inversiones que no se ameritan mucho y se hacen, pero cuando realmente hay una necesidad fuerte y apremiante, por lo regular, se tardan en llegar los recursos económicos e incluso nunca llegan”, lamentó.

LOS AFECTADOS

Entre las Bocas y el Puerto de Yavaros existen más de 100 buzos que se han visto afectados desde que el tiburón blanco mató a Víctor Estrella en la playa de Tojahui, el sábado 12 de febrero.

Recientemente el gobernador indígena Marcos Moroyoqui y su comitiva fueron retirados del campo pesquero de Agiabampo, pues los pescadores ya no creen en sus autoridades.

“Hasta aquí llegó el señor gobernador a decirnos que venía de parte del Comisionado de Pesca, Octavio Almada, para informarnos que nos anotáramos en una lista para poder recibir el apoyo de Bien Pesca y poder recibir los brazaletes magnéticos para los buzos, pero lo corrimos porque es pura política”, dijo uno de los pescadores.

diariodelyaqui.mx