28 septiembre 2021

Comunicación Consciente

Plantean cárcel a todo servidor público que se salte fila para inocularse contra COVID-19

El PAN propuso que se castigue con cárcel de hasta cuatro años, además de la destitución e inhabilitación de hasta nueve años para volver a ocupar un cargo público.

A través de una iniciativa de reformas al Código Penal Federal, que enlistó en la Gaceta Parlamentaria de la Cámara de Diputados, el PAN propuso que se castigue con cárcel de hasta cuatro años a todo servidor público que abuse de su cargo y se salte la fila de espera para la aplicación de la vacuna COVID-19.

Por conducto de la diputada federal panista de Nuevo León, Annia Gómez, el grupo parlamentario panista busca también la destitución e inhabilitación de hasta nueve años para volver a ocupar un cargo público a todo aquel funcionario que abuse de su puesto y acceda de forma ilegal y ventajosa a la dosis.

Que se castigue “cuando en el ejercicio de sus funciones o con motivo de ellas obtenga, para beneficio propio, de un familiar o de cualquier tercero, acceso con prioridad y ventaja de cualquier atención médica, vacuna o insumo médico”, se propone.

La propuesta sugiere modificar el artículo 215 del Código Penal Federal para ordenar que “al que cometa el delito de abuso de autoridad, se le impondrá de uno a cuatro años de prisión y destitución e inhabilitación de cuatro a nueve años”.

www.elfinanciero.com.mx