21 septiembre 2021

Comunicación Consciente

Pide OMS no bajar la guardia, pese a caída de casos en el mundo

Pfizer entregará otras 75 millones de dosis a UE; GB ordena otras 40 millones de vacunas.

Mientras la Organización Mundial de la Salud (OMS) pedía a los países no relajen las medidas contra el coronavirus, pese a que, “por tercera semana consecutiva” la cifra de nuevos casos a nivel mundial descendió, y los exhortó a invertir en pruebas diagnósticas, el Reino Unido ordenaba otras 40 millones de dosis de la vacuna contra el virus de la farmacéutica francesa Valneva.

El director de la OMS, Tedros Adhanom Gebreyesus, dijo que “todavía hay muchos países con un número creciente de casos, pero a nivel mundial la cifra ha bajado, esta es una noticia alentadora, demuestra que este virus puede ser controlado, incluso con las nuevas variantes en circulación, y demuestra que, si seguimos con las mismas medidas de salud pública de eficacia probada, podemos prevenir las infecciones y salvar vidas”.

Sin embargo, el titular de la OMS alertó que no es necesario relajar las medidas contra el coronavirus que, a un año desde que se declaró como emergencia de salud pública de alcance internacional, lo padecen más de 100 millones de personas y causó ya la muerte de más de 2.2 millones.

Por lo pronto, Londres ordenó 60 millones de vacunas y conserva la opción de 90 millones más. El valor total de las 190 millones de dosis es de mil 400 millones de euros (mil 700 millones de dólares), dijo la farmacéutica francesa Valneva.

Además, Pfizer y su socio alemán BioNTech entregarán 75 millones de dosis adicionales de su vacuna en el segundo trimestre del año para su aplicación en la zona euro, dijo la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

Italia, pese a las duras restricciones vigentes en varios países de Europa, aligeró las medidas anti-COVID y autorizó la apertura de museos y el Coliseo de Roma.

En Estados Unidos, una poderosa tormenta invernal azota el noreste del país y podría ser una de las mayores de la historia en golpear Nueva York que decretó el estado de emergencia, suspendió las vacunaciones contra COVID-19 y aguarda unos 50 cm de nieve.

Por último, la ciudad de Perth, en Australia, inició un confinamiento de cinco días luego de detectar el primer caso de COVID-19, en 10 meses. Agencias

www.elfinanciero.com.mx