18 mayo 2022

Comunicación Consciente

Pese al temor a un ataque, buzos van por callos y almejas

En días pasados, un hombre del mar perdió la vida luego de que un enorme tiburón le arrancara una pierna cuando trabajaba mar para llevar el sustento

Por: Raúl Armenta Rincón

Las necesidades por solventar gastos familiares son mayores que el temor de ser atacados por un tiburón u otro animal, dijeron pescadores de Agiabampo.

Ismael Valenzuela Piñuelas, representante de ese campo pesquero, informó que unos 80 buzos están saliendo muy temprano a la búsqueda de callo de hacha y almeja, en áreas de dos a siete metros de profundidad.

Dijo que hasta el momento no ha habido ataques de escualos, como el del sábado pasado cerca de Tojahui, donde perdió la vida el pescador de Yavaros, Víctor Estrella Esquer.

Consideró que una buena medida preventiva es la pulsera radiactiva para quienes se dedican al buceo, y aunque su costo es de 4 a 5 mil pesos, es muy efectiva.

“ASÍ SE USA EN PUERTO PEÑASCO, DESPUÉS DE QUE UN TIBURÓN ATACÓ Y MATÓ A UN MUCHACHO EN ESAS AGUAS, HACE DOS O TRES AÑOS, Y AHORA TODOS TRAEN ESE APARATO QUE AHUYENTA A ESOS ANIMALES”, AGREGÓ.

Valenzuela Piñuelas comentó que el pescador vive de la captura de las diversas especias marinas, por lo que tiene que aprovechar cada temporada.

Y en este momento está la de los callos y almejas, dijo, y el buceo está dando resultados que van de regulares a buenos.

diariodelyaqui.mx