26 octubre 2021

Comunicación Consciente

FILE PHOTO: Former chief executive of Mexico's state oil firm Pemex, Emilio Lozoya, is escorted by Spanish police officers as he leaves a court after appeared in Spain's High Court via video conference after his detention in southern Spain on Wednesday, in Marbella, Spain February 13, 2020. REUTERS/Jon Nazca/File Photo

Lozoya nunca dijo estar bajo arraigo domiciliario y no mintió a las autoridades, dice su defensa

El exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya, nunca dijo estar bajo arraigo domiciliario, por lo cual no mintió al Poder Judicial en ningún momento, como lo sugieren las fotografías difundidas por la periodista Lourdes Mendoza el domingo pasado, aseguró este martes la defensa del exfuncionario federal.

“Esta defensa manifiesta que ni el señor Lozoya Austin ni sus abogados o apoderados han afirmado, en momento alguno, que el señor Lozoya Austin se encuentre sujeto a la medida cautelar de arraigo domiciliario. Por el contrario, ha sido la distinguida periodista antes citada quien, por conducto de su mandataria, mediante escritos del 14 y 30 de octubre de 2020, afirmó ante el Juzgado que el señor Lozoya Austin se encontraba bajo arraigo domiciliario”, se lee en el comunicado firmado por los abogados defensores, Miguel Ontiveros y Alejandro Rojas.

El domingo pasado, circuló en medios de comunicación una serie de imágenes que muestran al exdirector de Pemex comiendo en el restaurante Hunan, en la exclusiva zona de Lomas de Chapultepec, en la Ciudad de México, pese a que actualmente Lozoya colabora con la FGR como testigo protegido para las investigaciones del caso Odebrecht.

Emilio Lozoya está acusado por los delitos de delincuencia organizada, cohecho y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Las investigaciones a Lozoya derivan de la venta de la planta de Agronitrogenados y de los supuestos sobornos por 10 millones de dólares que recibió de la empresa Odebrecht a cambio de contratos de Pemex cuando esta paraestatal estaba bajo su cargo.

Tras la difusión de las fotografías difundidas por la periodista Lourdes Mendoza, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que la visita de Emilio Lozoya a un restaurante de lujo fue “un acto de provocación”.

latinus.us