17 mayo 2022

Comunicación Consciente

Los Ángeles aumenta las restricciones de uso de agua por la sequía que afecta a más de la mitad del país

EFE.- El alcalde de Los ÁngelesEric Garcetti, anunció más restricciones al riego al aire libre, mientras la sequía que afecta a Estados Unidos abarca una gran porción del país, especialmente en el oeste, que además ha adelantado la temporada de incendios.

Garcetti indicó que el Departamento de Agua y Energía de Los Ángeles (LADWP) reducirá de tres a dos los días de riego semanales como parte del plan de conservación de agua.

“Si bien la reducción del riego al aire libre es importante, es sólo una pieza de nuestro esfuerzo más amplio de conservación”, manifestó sobre la medida, que requiere la aprobación del Consejo y entraría en efecto el próximo 1 de junio.

El cambio sigue a otras restricciones al riego ya en vigor, que estipulan que los clientes con aspersores tienen un límite de irrigación de ocho minutos cada vez, y aquellos con aspersores con boquilla ahorradora de agua tienen un límite de 15 minutos. Medidas que son una respuesta a la sequía que destruye grandes porciones del país.

De acuerdo con el Monitor de Sequía, en un mapa elaborado por el Centro Nacional de Mitigación de Sequías en la Universidad de Nebraska en Lincoln y diversas agencias federales, actualmente se enfrentan condiciones de sequía del 53.8 % de los 48 estados contiguos del país.

Las condiciones más secas en el oeste del país han causado un inicio temprano desde abril de la temporada de incendios, provocando múltiples incendios forestales en Nuevo México, que han continuado ardiendo, uniéndose y creciendo.

Hasta el lunes, el mayor incendio forestal activo en Estados Unidos, en el norte de Nuevo México, estaba contenido apenas en 43% después de haber consumido unas 71 mil 335 hectáreas.

Asimismo, a un número récord de tornados en marzo siguió una actividad “superior al promedio” de estos fenómenos en abril, de acuerdo con la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA).

Un efecto inesperado y macabro de la sequía se ha hecho evidente en el Lago Mead, la mayor reserva artificial de agua en Estados Unidos, ubicado entre los estados de Nevada y Arizona, donde el descenso del nivel de agua ha revelado restos de dos personas en la última semana.

Las autoridades investigan las causas de la muerte, pero creen que al menos en uno de los casos se trata de homicidio.