Pero fueron los asistentes al evento los que evidenciaron lo ocurrido, el cual hasta las ocho horas de la mañana de este domingo seguían bailando en alguna locación de Monterrey.

En las imágenes se puede apreciar como la mayoría de los jóvenes no portaban cubrebocas, e ignoraron el protocolo de la sana distancia.

www.excelsior.com.mx