18 mayo 2022

Comunicación Consciente

Le cae espectacular a su carro; negocio se niega a pagar porque es ‘chocolate’

HERMOSILLO, SON.- Una denuncia pública en contra del negocio Vertiche del Centro de Hermosillo hizo Maximino Paredes luego que el pasado 31 de diciembre le cayó el espectacular del establecimiento sobre su vehículo que causó daños materiales mayores a los 10 mil pesos y la empresa no quiere hacerse responsable de la reparación por ser automóvil de procedencia extranjera.

Relató que al encontrarse de visita en la capital de Sonora, se estacionó a las afueras del local ubicado en pleno centro y al regresar se llevó la sorpresa de que había caído el espectacular sobre su vehículo Honda Civic, momento del cual guarda fotografías.

Al respecto dijo que al momento se dirigió a la tienda y lo recibió el gerente de nombre Daniel, quien se comprometió a cubrir todos los gastos derivados del incidente, donde afortunadamente no hubo personas lesionadas solo daños materiales.

“Salió el gerente y me dijo que todo me iban a pagar. Me pidieron los papeles del carro y la credencial. Que para el 5 de enero me iban a pagar y no, nada; ya pasó el tiempo y nada. Ya pasó mas de un mes y ahora me salieron que no me iban a pagar por que el carro era americano”, lamentó.

Asimismo, expresó su molestia pues confió en la palabra del gerente del establecimiento y por tenerle buena fe no presentó denuncia alguna, sin embargo, exteriorizó que la situación hubiera sido muy distinta si en lugar de caer el espectacular sobre su vehículo le hubiera caído a una persona.

“Mi molestia es que si le hubiera caído a una persona el letrero qué hubieran hecho ahí. El letrero era del tamaño del carro y de pura lámina. Si al Honda le quebró el vidrio y le cayó en el techo y en el cofre. Él me tomó todos los datos y firmamos los dos y el gerente me pasó un número y me fueron pasando otro números pero nadie me solucionó nada, hasta que me dijeron que no me iban a pagar por eso”, añadió.

Es su herramienta de trabajo

Por último, dijo que su automóvil chocolate es su único patrimonio familiar y el cual también utiliza como herramienta de trabajo, mismo que presentó mas de 10 mil pesos en daños materiales, por lo que hizo un llamado a la gerencia del lugar para que cumplan con su palabra, en la que creyó de buena fe.

“El vidrio me sale en dos mil 500 y el carrocero me dijo que nueve mil 500. Como yo estoy en Empalme y no puedo ir por el carro americano por eso no he ido. Yo actué de buena fe y confié en el gerente por eso no he puesto denuncia porque tengo la esperanza que ojalá sí me paguen”, finalizó.

Cabe destacar que durante el hecho, el ciudadano empalmense pidió la ayuda a un elemento de Tránsito Municipal de Hermosillo, quien vio lo sucedido y optó por irse dejándolo sin el apoyo solicitado, por lo que el siniestro no fue atendido ni mucho menos homologado.

www.expreso.com.mx