4 agosto 2021

Comunicación Consciente

¿La luz al final del túnel? Estudio israelí revela cómo las vacunas comienzan a frenar la propagación del COVID

En Estados Unidos, datos tempranos sugieren tendencias similares a medida que los estados amplían la elegibilidad para vacunarse a todas las personas mayores de 16 años.

Las tasas de infección y mortalidad por COVID-19 en Israel -el país que más personas ha vacunado en el mundo- están disminuyendo aproximadamente en línea con el orden en que los distintos grupos de edad fueron elegibles para vacunarse, según un estudio que muestra el impacto de la campaña.

Si bien todos los israelíes debieron enfrentar un confinamiento nacional y normas de distanciamiento social, los descensos por grupos de edad observados en el estudio sugirieron que las vacunas están desempeñando un papel importante a la hora de mitigar el impacto de la pandemia. Alrededor del 55 por ciento de los israelíes están vacunados, lo que les da una posición única entre los investigadores a medida que los Gobiernos a nivel mundial buscan señales de que sus campañas de vacunación estén funcionando.

En Estados Unidos, con alrededor del 25 por ciento de las personas completamente inmunizadas, datos tempranos sugieren tendencias similares a medida que los estados amplían la elegibilidad para vacunarse a personas de hasta 16 años, cumpliendo el plazo de la Administración Biden. Al 17 de abril, había un promedio de 67 mil 442 casos nuevos en Estados Unidos, aproximadamente una cuarta parte del promedio máximo de 7 días alcanzados en enero, según datos federales.

El desglose israelí muestra “La efectividad en la vida real de una campaña nacional de vacunación”, concluyó los investigadores dirigidos por Hagai Rossman, del Instituto de Ciencias Weizmann en Rehobot, Israel. “Aunque nuestros hallazgos son preliminares, tienen importantes implicaciones para la salud pública en la lucha contra la pandemia de COVID-19”.

Las hospitalizaciones y los casos graves de COVID en Israel también registraron la mayor disminución entre las personas mayores de 60 años, el primer grupo elegible para ser vacunado en el país, según un estudio publicado el lunes en la revista Natural Medicine. Luego, se observaron descensos entre las personas de entre 50 y 59 años que fueron inmunizadas a continuación, y finalmente en los grupos de edad más jóvenes que se vacunaron más tarde.

Israel comenzó a administrar las vacunas a principios de este año, justo cuando un aumento en los casos en todo el país llevó al Gobierno a decretar un confinamiento nacional.

En Estados Unidos, la Administración Biden ha asignado 28 millones de dosis a la semana durante dos semanas seguidas, lo suficiente para vacunar a cuatro millones de estadounidenses por día. Pero la administración de vacunas en Estados Unidos se ha estancado en 3.2 millones de dosis al día, después de la suspensión en el uso de las vacunas de J&J la semana pasada por motivos de seguridad.

Todavía no está claro si la tendencia actual representa un límite en la tasa de vacunación, o una breve pausa en el aumento de las vacunaciones diarias como varias que han ocurrido antes. Los estados en Estados Unidos han abierto citas para vacunarse para todas las personas mayores de 16 años, lo que podría ayudar a aumentar la tasa. Al mismo tiempo, hay señales de acumulación de excedentes de vacunas en algunas partes del país.

John Lauerman con la colaboración de Drew Armstrong y Nic Querolo*

www.elfinanciero.com.mx