13 junio 2021

Comunicación Consciente

Juicio político contra Trump, día 2: expresidente fue el ‘incitador en jefe’ del ataque al Capitolio, dicen demócratas

Los llamado ‘gerentes’ de la Cámara de Representantes empezarán a utilizar las 16 horas que tienen para presentar el caso contra el exmandatario.

El nuevo juicio político de Donald Trump llegó a su segundo día este miércoles, con la presentación de argumentos de la parte acusadora de la Cámara de Representantes.

Los nueve ‘gerentes’ argumentan que el expresidente de Estados Unidos traicionó su juramento a la patria al incitar el ataque al Capitolio del pasado 6 de enero. Los abogados de Trump aseguran que él no instó a sus partidarios a la violencia y simplemente ejerció sus derechos de la Primera Enmienda.

Te presentamos los hechos más destacados:

Un miembro de Proud Boys, de extrema derecha, acusado de su papel en los disturbios en el Capitolio de Estados Unidos, culpó al expresidente Donald Trump por su conducta, alegando que fue «engañado por el presidente».

Mientras Trump enfrenta un juicio en el Senado por cargos de haber incitado a la insurrección del 6 de enero, un abogado de Proud Boy, Dominic Pezzola, presentó un memorando en un tribunal federal en Washington este miércoles en el que presenta un argumento que los demócratas han enfatizado repetidamente en el proceso de juicio político: que el motín fue la culminación de semanas de conspiraciones y desinformación difundida por el presidente para anular los resultados electorales.

Cuando irrumpió en el Capitolio, Pezzola estaba respondiendo a «las súplicas del entonces comandante en jefe, el presidente Trump», según la presentación del abogado Jonathan Zucker. «El acusado no actuó con intención criminal, sino con conciencia, aunque con un sentido de conciencia terriblemente confuso y distorsionado».

El representante Joaquín Castro, un demócrata de Texas y uno de los gerentes de juicio político, dijo que las falsas afirmaciones de Trump de victoria y fraude en la noche de las elecciones tenían la intención de encender a su base.

“Les dijo a sus seguidores que en realidad ganó las elecciones y que todo fue un fraude. Dijo eso el 4 de noviembre y nunca se ha retractado de esa declaración desde entonces”, dijo Castro. “Lo más inflamable que se puede hacer en una democracia es convencer a la gente de que unas elecciones no cuentan”.

Trump continuó aumentando sus mentiras con un tuit en mayúsculas el 5 de noviembre, dijo Castro, pidiendo a los funcionarios electorales que dejen de contar votos.

“Eso es lo que parece cuando Donald Trump quiere que la gente deje de hacer algo”, dijo Castro, haciendo un marcado contraste con la falta de acción de Trump el 6 de enero para detener a los alborotadores.

Cuando recibieron la orden de detener el conteo, los partidarios de Trump respondieron, dijo Castro.

«Se presentaron en los centros electorales de todo el país para hacer precisamente eso», dijo. «Fue un acto flagrante de intimidación política».

El senador republicano Lindsey Graham, uno de los aliados más cercanos de Trump, dijo que habló con el expresidente el martes por la noche después del primer día del juicio y le aseguró que “el caso terminó” y que el juicio terminará con la absolución.

El senador de Carolina del Sur indicó que le aseguró a Trump que uno de sus abogados defensores, David Schoen, «hizo un muy buen trabajo», a pesar de las críticas generalizadas a su otro abogado, Bruce Castor.

«En resumen, le dije al presidente que el caso se acabó», remarcó Graham este miércoles. «Es solo cuestión de obtener el veredicto final ahora».

Graham dijo a los periodistas que espera que más de 44 senadores republicanos voten para absolver a Trump. Solo seis de los 50 republicanos de la cámara votaron el martes con los demócratas para declarar constitucional el juicio. Se necesitarían 67 votos para condenar a Trump cuando finalice el juicio.

«Creo que el voto a favor de los no culpables probablemente superará los 44», dijo a los periodistas.

El representante Joe Neguse dijo que Trump preparó el escenario para los disturbios con meses de anticipación al decirles a sus partidarios, incluso antes de las elecciones del 3 de noviembre, que la única forma en que podría perder es si le robaban las elecciones.

Esas falsedades aumentaron después de que Trump perdió, cuando instó a sus seguidores a «detener el robo» y luego, el 6 de enero, a «luchar como el infierno».

“Sabía cuando subió al podio en ese fatídico día que los asistentes habían escuchado sus palabras y estaban listos para pelear, dijo Neguse.

«¿Cuándo en nuestra historia un discurso ha llevado a miles de personas a asaltar la capital de nuestra nación con armas? ¿Escalar las paredes? ¿Romper ventanas? ¿Matar a un oficial de policía del Capitolio? Preguntó Neguse. «Esto no fue solo un discurso».

El demócrata de Colorado dijo que los disturbios se produjeron después de que los esfuerzos de Trump por ganar en los tribunales, influir en las legislaturas estatales y, en última instancia, intimidar a su propio vicepresidente para anular las elecciones, fracasaron.

El llamado para «detener el robo», dijo Neguse a los senadores, fue «para detenerlos».

Neguse también reprodujo imágenes de video de personas que participaron en el motín diciendo que estaban en Washington ese día porque creían que eso era lo que Trump les había pedido que hicieran.

Jamie Raskin, el ‘gerente’ principal del juicio político, abrió su presentación diciendo a los senadores que su equipo demostrará que Trump es responsable directo del ataque a la sede del Poder Legislativo y que pasó semanas llamando a sus partidarios para que fuera a Washington.

«Demostraremos que el presidente no era un espectador inocente«, afirmó Raskin, señalando los tuits publicados por Trump en diciembre y en los que pedía a sus seguidores que se presentaran en la capital para protestar el 6 de enero.

«Él incitó este ataque y lo vio venir», apuntó.

Raskin dijo que las acciones de Trump fueron diseñadas para evitar la certificación de la victoria de Joe Biden y que fue «la mayor traición al juramento presidencial en la historia de Estados Unidos».

www.elfinanciero.com.mx