31 julio 2021

Comunicación Consciente

Indignación: los momentos de la marcha de mujeres del 8M

Miles de mujeres gritaron el malestar que se vive: los asesinatos, el acoso sexual y hasta la candidatura de Félix Salgado Macedonio a la gubernatura del estado de Guerrero

Con un grito de justicia y el sentimiento de indignación, al conmemorar el Día Internacional de la Mujer, miles de mujeres marcharon ayer en la Ciudad de México para exigir respeto y alto a la violencia de género.

Desde el Monumento a la Revolución y hasta el Zócalo de la Ciudad de México, más de 20 mil mujeres caminaron y gritaron todo ese malestar que hoy se vive: los feminicidios, el acoso sexual, la inequidad de género y hasta la candidatura del morenista Félix Salgado Macedonio.

Pero la mayor indignación de ayer fue el muro que desde la madrugada del viernes pasado apareció frente al Palacio Nacional: una pared hecha con vallas de más de dos metros de altura que amuralló la sede del Poder Ejecutivo.

marcha_123433558.jpg
En la movilización se gritaron consignas y fueron recordadas las jóvenes muertas a manos de feminicidas. Foto: Adriana Hernández. EL UNIVERSAL.
Anoche, más de 2 mil 500 activistas, periodistas, artistas y defensoras de derechos humanos enviaron una carta al Presidente en la que advierten que están hartas de ser descalificadas y de que protejan más a Palacio Nacional que a las mexicanas.

Por la tarde, la colectiva Las Brujas del Mar llamó a repetir hoy el paro nacional de mujeres como ocurrió hace un año.

Las protestas salieron del Monumento a la Revolución cerca de las 14:00 horas, y a su paso comenzaron a encontrarse con todos los sitios históricos que desde el fin de semana pasado fueron protegidos. En calma caminaron por avenida Juárez, donde se registraron pequeños incidentes. Fueron muchos grupos de mujeres, ninguno se adueñó de la marcha.

ultima_de_la_6_123435086.jpg
Una de las participantes en la protesta muestra una de las consignas de la marcha por el 8M. Foto: Jorge Serratos. EL UNIVERSAL.
“Un violador no será gobernador”, fue el mayor de los gritos que se escuchó en el caminar.

Al llegar a la plaza de la Constitución, las inconformes no encontraron ningún templete. Simplemente una plancha en la cual fue colocada una enorme manta con la leyenda: “Nos vemos en las urnas”.

Y es que la indignación femenina también se centró en ese muro metálico. Lo que ocasionó que, incluso, las consignas fueran también dirigidas contra el presidente Andrés Manuel López Obrador. El feminismo que salió a protestar se volcó contra el Mandatario federal, quien ha manifestado que los movimientos de mujeres son producto de los conservadores.

a6-valla_123434347.jpg
Manifestantes tomaron las vallas colocadas en el Zócalo y las emplearon para atacar a las policías capitalinas; también llevaron martillos para golpear los escudos. Foto: Valente Rosas. EL UNIVERSAL.
Las mujeres se toparon con un muro en el cual fueron escritos los nombres de cientos de víctimas que han sido asesinadas por hombres, o que han desaparecido. Ese muro, según el Presidente de la República, era para proteger la manifestación y evitar provocaciones y lanzar contra las manifestantes a los granaderos.

Con martillos, a patadas, y todo objeto que se encontraron, las manifestantes comenzaron a golpear la valla. Las veladoras que estaban en el piso fueron los petardos que se arrojaron al otro lado de ese “muro de paz” del que habló el vocero de la Presidencia, Jesús Ramírez.

6-gaeses_123432719.jpg
Una vez derribado parte del cerco que protegía el Palacio Nacional, policías rociaron gas a las inconformes. Foto: Diego Simón. EL UNIVERSAL.

Esa pared de hierro se intentó proteger con el grupo femenil de policías, quienes perdieron la batalla. Enfrentamientos cuerpo a cuerpo hicieron que las oficiales se retiraran y se protegieran detrás del muro, y eso que el Presidente insistió en que la valla no se colocó por miedo a las mujeres, sino por “simple precaución”.

Cayeron seis vallas metálicas y ante esa amenaza de que derribaran más, las mujeres comenzaron a ser replegadas con gases lacrimógeno y pimienta, pero ni así se retiraron. Fue una batalla de más de tres horas.

marcha_dia_de_la_mujer_123432753.jpg
Esculturas de la Alameda fueron rayadas con aerosol como cada año. Foto: Valente Rosas. EL UNIVERSAL.
Desde la azotea del Palacio Nacional, gente de seguridad con aparatos en mano que parecían armas de alto calibre y que después justificó la Presidencia que se trataba de inhibidores de drones, intimidaban a las asistentes.

Las mujeres que tomaron las calles advirtieron que no existe una Cuarta Transformación. Ellas marcharon con indignación por su madre, hermana, amiga, prima, hijas y todas las que buscan el respeto a sus derechos, la igualdad y, sobre todo, un alto a la violencia de género.

marcha_dia_de_la_mujer_123432787.jpg
La famosa estatua de Carlos IV, conocida como El Caballito, afuera del Munal, fue pintarrajeada por algunas inconformes. Foto: Valente Rosas. EL UNIVERSAL.