17 septiembre 2021

Comunicación Consciente

¡Hay tiro en Morena! Muñoz Ledo y Mario Delgado se dan hasta con la cubeta

La bancada morenista en San Lázaro está fracturada, de cara a la discusión y aprobación del Paquete Económico 2021.

El coordinador de Morena en la Cámara de Diputados, Mario Delgado, reconoció que la división en el proceso de elección de la nueva dirigencia nacional del partido pone en riesgo al partido de convertirlo en un movimiento de oposición al presidente Andrés Manuel López Obrador.

Señaló que Porfirio Muñoz Ledo “cayó en la trampa de la derecha de desprestigiar a nuestro movimiento” y, “por un capricho personal”, va a poner en riesgo “todo lo logrado en el Congreso de la Unión”.

Con pronunciamientos con firmas de apoyo de 147 diputados a Mario Delgado y 43 legisladores en favor de Muñoz Ledo, la bancada morenista en San Lázaro está fracturada, de cara a la discusión y aprobación del Paquete Económico 2021.

Cabe recordar que el viernes se dio a conocer la segunda encuesta realizada por el Instituto Nacional Electoral (INE), en la que Porfirio Muñoz Ledo y Mario Delgado empataron para ocupar la presidencia nacional de Morena.

Delgado Carrillo estimó que, al margen de la competencia interna del partido, “necesitamos de la unidad y de una mayoría sólida para defender las reformas, el Presupuesto y las propuestas del Presidente”.

Llamó a Porfirio Muñoz Ledo “a madurar”, a no ser “un ambicioso vulgar” y a no llegar “a un nivel de vehemencia de hasta desconocer al Presidente”, sino a tratar de buscar la unidad, de “cuidar a Morena” y no llegar a convertirlo en un partido de oposición al gobierno”.

“Con el anuncio de su autoproclamación, Porfirio busca hacer una suerte de golpe de Estado al partido, está atentando contra la ley y contra la democracia. Eso no es una buena señal ni para Morena ni para el país. Qué contradicción sería para nuestra lucha democrática el tener un dirigente espurio”, subrayó.

Mario Delgado agregó que “con este nivel de vehemencia, Porfirio puede en cualquier momento desconocer a nuestro presidente López Obrador o hasta atacarlo por su convicción democrática, porque el último año ha sido un claro opositor a sus políticas”.

Acusó que sus constantes “críticas, golpeteos y hasta los ataques a las políticas ejercidas por el Presidente de México son muestras claras de que puede convertir a Morena en un partido de oposición al gobierno de Andrés Manuel López Obrador, al ser la ruta que está proponiendo a través de las rupturas, el sectarismo y la exclusión”.

“Nunca es tarde para madurar, Porfirio. ¿Cómo quieres ser recordado? Se puede llegar a la vejez con templanza y sabiduría, o se puede llegar, como dice Andrés Manuel López Obrador, como un ambicioso vulgar”, manifestó Delgado, quien obtuvo 25.29 por ciento de las preferencias de la encuesta del INE, contra 25.34 por ciento de Muñoz Ledo.

Delgado insistió que “¡ya ganamos! De las tres encuestadoras ganamos dos, ganamos dos a uno y vamos a volver a ganar. Y no es muy difícil adivinar por qué vamos a ganar, porque la militancia sabe que es tiempo de la unidad, porque la militancia quiere hacerse cargo de esa responsabilidad histórica que tenemos como generación, de acompañar a López Obrador para consolidar la cuarta transformación de nuestro país”, afirmó.

Manifestó que durante todo el proceso de renovación a la dirigencia ha recibido constantes golpeteos “por parte de quien se supone que es un compañero más de nuestro movimiento y a quien constantemente le hemos extendido la mano, convocando a la unidad, a la pluralidad, a la conciliación y al encuentro a partir de nuestras diferencias”.

Sin embargo –indicó– “Porfirio sigue empeñado en atacar, incluso mediante mentiras, amenazas y calumnias. No se da cuenta que sólo le está haciendo un favor a la oposición y a los medios de la derecha. Cayó en su trampa, cayó en la trampa de desprestigiar a nuestro movimiento”.

Durante un encuentro con candidatas y candidatos morenistas, de cara a los comicios estatales de Coahuila, a realizarse el 18 de octubre, Delgado comentó que Muñoz Ledo fue dirigente del PRI, del PRD y “ahora está obsesionado en dirigir Morena como un capricho personal para pasar al Récord Guinness”.

www.elfinanciero.com.mx

Te pueden interesar