29 noviembre 2021

Comunicación Consciente

Guillermo Padrés no cedió a caprichos de Peña Nieto

Narra cómo le cayó una petición del entonces presidente de México, a través del titular de la Segob que “e cayó como bomba”

El exgobernador de Sonora, Guillermo Padrés Elías, afirmó que fue a prisión por no ceder a los caprichos del ex presidente de la República, Enrique Peña Nieto, uno de éstos, el cierre del Acueducto Independencia.

Luego de varios años de no haber concedido entrevistas, la última fue con Ciro Gómez Leyva, para posteriormente ser detenido por autoridades de la Fiscalía General de la República, el lunes fue transmitida en Proyecto Puente la primera parte de la entrevista con Padrés Elías.

“Yo caí a prisión, porque me le enfrenté, porque no cedía a las presiones del presidente Enrique Peña Nieto, porque no estuve de acuerdo con sus políticas públicas, no estuve de acuerdo en que él quisiera manipular tanto al Estado de Sonora como a mi Gobierno y me le enfrenté y me costó muy caro”, dijo el ex mandatario.

Relató que en 2012, cuando Enrique Peña Nieto había obtenido el triunfo como presidente de México, que entre sus promesas de campaña era cerrar el Acueducto Independencia, exigencia a la cual como titular del Estado no cedió.

El exgobernador detalló que recibió una llamada del secretario de Gobernación, Osorio Chong, donde le informaba que tenía un recado que darle de parte del presidente Peña Nieto, por lo que fue a la Ciudad de México.

“El presidente te pide que cierres el Acueducto Independencia; ‘me cayó como como bomba’, sentí hasta que se me iba la respiración, me entró un escalofrío, no lo podía creer, me quedé en silencio, no lo podía dimensionar”, relató.

Padrés Elías aseguró seguirá luchando para que el poder del Estado no se use para perseguir adversarios políticos, además de que se les respete el estado de derecho.

diariodelyaqui.mx