29 noviembre 2021

Comunicación Consciente

Gaseros entran en paro por control de precios del Gobierno

Derivado del tope de los precios del gas LP impuesto por parte de Gobierno federal, el gremio gasero se organizó y está haciendo un llamado para realizar paros de labores.

Gaseros anunciaron que a partir de este martes, y por tiempo indefinido, dejarán de repartir gas en protesta por los precios máximos impuestos por el Gobierno federal.

El Gremio Gasero Nacional pidió a las agrupaciones de la Ciudad de México y Estado de México a no salir a laborar este martes. “Debido a que no se cuenta con las condiciones operativas necesarias ante esta directriz de emergencia para el bienestar del consumidor de Gas LP”.

Según estimaciones, en ambas entidades serán más de 38 mil unidades, entre pipas y camiones repartidores de cilindros, las que dejarán de surtir el combustible.

En tanto, un grupo de gaceros de Tulancingo, Hidalgo, indicó que también su protesta es por el abuso de las empresas al cargarles a su cuenta hasta el doble de la pérdida generada.

Los trabajadores de diversas empresas señalan que las pérdidas las padecen directamente ellos y no los patrones, por lo que esperan la atención de los empresarios a fin de llegar a un acuerdo al respecto del tema.

Los distribuidores dijeron no estar en desacuerdo con el beneficio que representa bajar el precio del gas, pero son las empresas las que, mañosamente, están cargando el déficit a los comisionistas y repartidores, por lo que piden que el descuento aplique de manera equitativa.

Los gaseros tienen la intención de detener el abasto de gas por el tiempo que sea necesario hasta que puedan tener un acuerdo.

Por su parte, la Asociación Mexicana de Distribuidores de gas L.P. y empresas conexas, señaló en un mensaje en Twitter que se deslindan de las acciones tomadas por los comisionistas independientes que impiden la venta y distribución de combustible.

“Las empresas distribuidoras del Valle de México se deslindan de las acciones de grupos de comisionistas independientes, que no tienen permiso de distribución y están bloqueando las plantas, impidiendo que salgamos a trabajar y suministrar los hogares y comercios que requieren gas”, señaló uno de sus mensajes.

Además, dijo que con la implementación del control de precios de gas LP, los distribuidores comunicaron a las autoridades “los riesgos y afectaciones implícitos y nuestro interés en coadyuvar en una solución integral que si resuelva el problema de fondo en beneficio de los consumidores”.

La Comisión Reguladora de Energía (CRE) publicó la metodología para establecer la regulación de precios máximos de gas LP, en cumplimiento con la directriz de emergencia que emitió la Secretaría de Energía la semana pasada.

De acuerdo con el regulador, el objetivo es que la adquisición de gas LP se realice a precios accesibles, además de que comercializadores, distribuidores y expendedores puedan recuperar sus costos.

Para mitigar los incrementos de precios al usuario final, la CRE utilizará las 145 regiones de precios que se ajustan a los municipios vigentes, establecidas por la Secretaría de Economía (SE).

La CRE publicará los precios máximos al usuario final por medios electrónicos cada sábado para cada una de las regiones y para cada uno de los municipios que componen las regiones.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) estima que el 79 por ciento de las viviendas en México utilizan gas LP como principal combustible para la cocción de alimentos.

A inicios de julio, el presidente López Obrador anunció la creación de un órgano público, llamado Gas Bienestar, que prevé suministrar este combustible a un “precio justo”.

En la rueda de prensa matutina, el mandatario explicó que si bien Petróleos Mexicanos (Pemex) vende el gas a un determinado precio, las empresas privadas de suministro lo ofrecen “al consumidor a un precio muy elevado”.

Además, recordó que solo cinco empresas grandes distribuyen casi 50 por ciento del gas LP y obtiene un amplio margen de beneficio.

Desde que llegó al poder en 2018, el presidente Andrés Manuel López Obrador tiene una encrucijada con las firmas energética privadas, a las que acusa, entre otros asuntos, de haber “saqueado” a las estatales Comisión Federal de Electricidad (CFE) y a Petróleos Mexicanos (Pemex).

Con información de Héctor Usla y Efe

www.elfinanciero.com.mx