12 junio 2021

Comunicación Consciente

Desmiente Frente Nacional Ni Una Menos financiamiento de grupos económicos

La jefa de gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, acusó que la toma de las instalaciones de la CNDH fue financiada por María Beatriz Gasca, quien se se desempeñaba como vicepresidenta de Recursos Humanos de GINgroup.

El Frente Nacional Ni Una Menos desmintió que sea financiado por grupos de intereses económicos o políticos, o que le pida dinero a víctimas por conseguirles citas con la Secretaría de Gobernación, como indicaron funcionarias en días recientes.

El pasado 28 de septiembre la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum acusó que la toma de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), en Cuba 60, fue financiada por una mujer identificada con el nombre de María Beatriz Gasca Acevedo.

María Beatriz Gasca, desde mayo de 2018 se desempeñaba como vicepresidenta de Recursos Humanos de GINgroup, una empresa especializada en administración de outsourcings y una de las principales factureras que ha sido denunciada por la Secretaría de Hacienda y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

A través de una carta abierta difundida a través de sus redes sociales, el colectivo Ni Una Menos se dijo preocupado por los “mecanismos de represión” que las autoridades del país y de la Ciudad de México han puesto en marcha contra colectivos feministas y de familiares de víctimas.

Como parte de dicha estrategia, indicó el Frente, el gobierno federal “incluso utiliza invenciones y mentiras, como esparcir ‘informaciones’ de que los diferentes movimientos y luchas sociales tienen detrás de sí una serie de intereses políticos y/o empresariales que los sostienen, lo cual es falso”.

En ese contexto, indicó que su única forma de financiamiento son los donativos de personas y grupos solidarios con su lucha y la venta de enseres, de acuerdo conLa Jornada.

“Las diferentes organizaciones, colectivas y personas que concurren en el Frente afrontan por sí mismas sus gastos, sobre todo de traslados y en la atención a sus casos”, agregó.

En el mismo sentido, la organización manifestó que “a partir de la instauración de las mesas de trabajo tanto con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos como en la Secretaría de Gobernación, no se ha solicitado, sugerido ni impuesto ningún tipo de cobro a las familias” que han acudido a estos encuentros.

aristeguinoticias.com