23 julio 2021

Comunicación Consciente

Contamina “Basurón”

El fuerte incendio se registró al parecer de manera accidental, provocando humaredas durante varias horas

Por: Raúl Armenta Rincón

Ahora fue en el “Basurón” de Navojoa donde el viernes se registró un fuerte incendio, al parecer por causa accidental y que provocó grandes humaredas durante varias horas.

Las autoridades mostraron hermetismo sobre los hechos y sólo dijeron que el intenso calor y la sequía son elementos propicios para que se produzcan siniestros.

Mientras tanto, dirigentes ambientalistas demandaron agilizar el proyecto del Relleno Sanitario Regional, pero en lo inmediato pidieron mejorar las condiciones de los basurones del sur de Sonora para evitar incendios como el descrito, cuyos efectos alcanzaron amplias zonas habitacionales de esta ciudad.

El ecologista Máximo Ibarra Borbón reprobó que, por si ya no se tuviera suficiente con las constantes quemas de gavilla, se sumen ahora este tipo de siniestros.

Señaló que los recientes incendios en Huatabampo, y ahora el ocurrido en Navojoa, que está ubicado en Las Ánimas, representan un ejemplo más del serio problema que existe en esta materia y que pone de manifiesto la urgencia de que se retome el proyecto mencionado.

Dijo que se espera que con los nuevos gobiernos electos, “porque con los actuales ya no se hizo nada”, la situación mejore y agregó que ya no debe haber pretextos.

“Los tres gobiernos serán de la misma línea, pero ahora falta que demuestren interés, disposición, seriedad, lo que les faltó a los anteriores, para impulsar el Relleno Sanitario”, agregó.

El ambientalista recordó que, en el 2016, él interpuso una denuncia ante la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente, que derivó en sanciones por 120 mil pesos a los ayuntamientos de Navojoa, Etchojoa, Huatabampo y Benito Juárez.

Reiteró que esta problemática de los basurones, que no reúnen las adecuadas normas y condiciones sanitarias, de protección y seguridad, no es más que el reflejo de la desatención de las autoridades, a las que el cuidado de la ecología nunca les importó.

diariodelyaqui.mx