AL AIRE

COVID, Campañas, Candidatos, Datos

Por: Chema Armenta

Las campañas han comenzado, arrancaron hace cuatro semanas las de gobernador, este lunes las de diputados federales, y el 24 de abril las municipales-locales. La pandemia no ha cedido, ni cederá este año según indican estudios y expertos, no por lo menos en América Latina; es posible que los contagios bajen debido a las vacunas que circulan, pero la transmisión del virus y las muertes seguirán sucediendo.

Sonora ha pasado de semáforo verde en el inicio de las campañas, a semáforo amarillo dos semanas atrás, sin embargo, l@s candidat@s han realizado eventos proselitistas, conferencias de prensa y reuniones con la población, en muchos de los casos en lugares cerrados, sin muchos cuidados, sin distancias, sin criterio, sin entendimiento, aunque la muerte ronde.

Se espera que en los siguientes 10 días entremos a la temible tercera ola, esto no es exclusivo para Sonora, sucederá en el mundo, pero ocurre que para México, esta elección será histórica: 95 millones de electores registrados, cinco millones de personas más que en 2018; se instalarán 164.550 casillas (mesas electorales), casi 8.000 más que en la última elección federal; se visitará a unos 12 millones de ciudadanos en sus domicilios con el fin de reclutar a cerca de 1,5 millones funcionarios de casilla, y lo más relevante, se estará votando para renovar más de 21.000 cargos de elección popular. En estos comicios se elegirá a 500 diputados federales de las 65 legislaturas, 15 gubernaturas, 1.063 diputados de 30 congresos locales y 1.926 ayuntamientos en 30 estados.

Todo lo anterior, en medio de una pandemia que ha dejado hasta hoy en el país: 205 mil 002 muertos, 2 millones 256 mil 380 contagios. La cifra en Sonora es compleja: 6 mil 032 muertos y 70 mil 352 contagios. La efervescencia de una campaña, el sentimiento de triunfalismo, los deseos personales y por el poder, las conveniencias de grupos, acuerdos económicos, y todo lo que cunde alrededor de una campaña y el fin de la misma, no vale siquiera una vida.

Este es el momento de reflexión para l@s candidat@s, por supuesto que no se trata de pensar en frenar o aplazar las campañas políticas, no por ahora, pero pudiera suceder; Sebastián Piñera, el presidente de Chile, propuso este domingo el aplazamiento a mayo de la mega elección, que debería ocurrir el 10 y 11 de abril, esto a pesar de la excelente campaña de vacunación que Chile ha ejecutado, sin embargo en aquél país se ha visto una creciente ola de nuevos contagios pese al masivo plan de vacunación que inició en febrero y que ha alcanzado con al menos una dosis a más de seis de los 19 millones de habitantes chilenos.

En Sonora y el sur de la entidad, los eventos en adelante deben ser rediseñados, construidos de manera adecuada para todos los que por simpatía o trabajo, debemos y queremos participar; imposible asistir a conferencias de prensas o encuentros con l@s candidat@s en lugares pequeños, cerrados y sin ventilación. ¿No hay creatividad por parte de los equipos? ¿Talento para la innovación en esta era tan complicada? ¿O simplemente la emoción política está superando la razón, la lógica y el bien social, que al final se supone es lo que buscan los futuros gobernantes?

ULTIMO ALIENTO

En los siguientes meses y hasta el 6 de junio, se verán: rostros, fotografías, videos, promesas, propuestas, berrinches, memes, osos, renuncias, declinaciones, campañas negras, euforias, calenturas, desvaríos, demandas, dueños de la razón, encuestas (muchas) y un tráfico peligroso e histórico en redes sociales. Cuando vaya a votar, evalúe cómo está el país, el estado y el municipio; hágale caso a la voz interna, a la voz de la sabiduría, esa que no falla, que no miente y que tan pocas veces escuchamos, si logra distinguirla, vote, tal vez su candidat@ no gane, pero votará con honestidad.

Matutino1179 Redacción "admnistrador"

inicio