23 junio 2021

Comunicación Consciente

Celebran ‘Misa desde tu auto’ para evitar contagios de coronavirus en Cuernavaca

Los autos fueron sanitizados por personal del lugar; a los asistentes les ofrecieron gel antibacterial y les tomaron la temperatura.

omo en un autocinema, feligreses de Morelos participaron en la primera “Misa desde tu auto” organizada por la Diócesis de Cuernavaca.

Ramón Castro Castro, obispo de la diócesis, explicó que los propietarios de un terreno en la ciudad ofrecieron el espacio para que ahí se realizara la misa sin el riesgo de contagios por el coronavirus SARS-CoV-2.

“Es una iniciativa que ha venido a través del párroco de Gualupita, Roberto Carrasco, y los dueños de este lugar que lo propusieron, y con mucho gusto aceptamos para poder participar de la celebración con el pueblo sin que no haya ningún contagio”, dijo el obispo.

En el acceso al predio los autos fueron sanitizados por personal del lugar.

A los asistentes les ofrecieron gel antibacterial y les tomaron la temperatura.

Poco después de las 8:00 de la mañana, Ramón Castro Castro dio inicio a la eucaristía a la que asistieron familias a bordo de unos 50 automóviles.

Desde el confinamiento obligatorio provocado por la pandemia del nuevo coronavirus, la Diócesis de Cuernavaca decidió suspender las misas presenciales y por seguridad sanitaria transmitirlas a través de redes sociales.

La “Misa desde tu auto” es la primera que durante la crisis sanitaria se ha llevado a cabo con público, pero también la primera al estilo autocinema.

“En la historia de la diócesis de Cuernavaca esta es la primera misa que se celebra en esta modalidad. Esperamos que la experiencia sea buena y vamos a continuar todos los domingos mientras haya emergencia sanitaria”, señaló Castro Castro.

Algunos de los asistentes respaldaron la decisión pues aseguran que extrañaban asistir en persona a la misa de los domingos, como Carmen Cinta, habitante de Cuernavaca, quien durante la eucaristía pidió por su primo-hermano, hospitalizado por Covid-19.

“Creo que fue una idea estupenda. La verdad es que después de tantos meses sin misa para mí fue maravilloso. Ha sido duro, la verdad ha sido muy duro, difícil, ha sido triste ver que la gente que uno quiere va muriendo y tengo un primo en el hospital, un primo hermano y es muy doloroso ver eso”, expresó.

Emmanuel Ranfla, vecino del municipio de Jiutepec, dijo que para él y su familia es necesario mantener la fuerza espiritual, por lo que aplaudió la idea.

aristeguinoticias.com