7 agosto 2022

Comunicación Consciente

Casi $1 millón al mes gana la élite del Senado

Además de su dieta, recursos para asesores y de sus grupos parlamentarios, los 11 integrantes de la Mesa Directiva tienen apoyos sólo por ser parte de dicha instancia

En días recientes, el morenista José Narro Céspedes criticó que en el Senado no se aplique la austeridad republicana. En la foto, con la senadora Olga Sánchez, a quien dijo que pedirá que tome medidas. Foto: Cuartoscuro/Archivo

A pesar de la reducción presupuestal y de apoyos legislativos, los 11 senadores que integran la Mesa Directiva del Senado tienen ingresos y prerrogativas mensuales cercanas al millón de pesos, incluido José Narro Céspedes, vicepresidente de la Cámara alta, quien critica que no se aplique la austeridad plena en la institución.

Además de los 119 mil pesos que recibe cualquier senador como dieta, 130 mil para asesores, 206 mil por subvenciones vía grupos parlamentarios y 132 mil pesos por subvenciones en especie, la presidenta y vicepresidentes del Senado reciben 340 mil pesos extra para solventar gastos relacionados con su cargo en la Mesa, incluidos más asesores, lo que suma un total de 927 mil pesos.

En tanto, los ingresos y prerrogativas de los secretarios de la Mesa ascienden a 787 mil pesos al mes.

La distribución de la bolsa mensual que reciben los 128 senadores para la contratación de asesores, así como los recursos extra que se les entregan a los integrantes de la Mesa Directiva, depende de cada legislador, por lo que cada uno de ellos decide si contrata a más de uno.

RECIBEN SENADORES INGRESOS MILLONARIOS

Con prerrogativas, que incluyen gastos inherentes a su cargo, pago de asesores y las subvenciones que reciben vía los grupos parlamentarios, así como su dieta, los 11 integrantes de la Mesa Directiva del Senado tienen ingresos y apoyos cercanos al millón de pesos mensuales, incluido el vicepresidente del Senado, José Narro Céspedes, quien critica que no se aplique la austeridad plena en la institución.

La presidencia y las vicepresidencias del Senado tienen ingresos y apoyos por 927 mil pesos al mes, dado que reciben 119 mil pesos por dieta, 130 mil pesos para asesores como senadores, 206 mil pesos de subvenciones fijas vía grupos parlamentarios, 132 mil pesos por subvenciones variables en especie vía grupos parlamentarios, 200 mil pesos para asesores en la presidencia y en las vicepresidencias y 140 mil pesos para gastos inherentes a su cargo en la Mesa.

Por su parte, las y los secretarios de la Mesa Directiva reciben apoyos e ingresos por un total de 787 mil pesos al mes, dado que el Senado les entrega 119 mil pesos de dieta, 130 mil pesos por asesores en su oficia de senadores, 206 mil pesos por subvención fija vía grupos parlamentarios, 132 mil pesos de subvenciones variables en especie, vía grupos parlamentarios, 130 mil pesos para asesores en sus cargos de Mesa y 70 mil para gastos inherentes a su puesto en la Mesa.

De acuerdo con la información pública del Senado, que puede consultarse en la Plataforma Nacional de Transparencia y en la página web del propio Senado, a pesar que en 2022 trabaja con un presupuesto 17% menor en términos reales al que se tenía en el 2018, en materia de apoyos económicos a los senadores se registró un recorte importante, pero no se anularon.

Las reglas del Senado establecen que la administración central entrega las subvenciones a los grupos parlamentarios en los criterios de 206 mil pesos mensuales fijos y 132 mil pesos para apoyos en especie, pero son los grupos parlamentarios los que deciden su administración.

En tanto, los 130 mil pesos que entrega como bolsa mensual a cada uno de los 128 senadores para contratar a sus asesores, son los propios senadores los que deciden cómo lo distribuyen; es decir, si con ese dinero contratan a uno, dos o varios asesores.

GASTO DISCRECIONAL

Lo mismo ocurre con los 200 mil pesos que entrega a la presidencia y vicepresidencia del Senado; cada uno de ellos decide cómo lo distribuye; igual sucede con los 130 mil pesos de asesores para cada uno de los secretarios de la Mesa.

Desde septiembre del 2018, por disposición del senador Ricardo Monreal, los apoyos económicos y en especie a los senadores, así como su dieta, se redujeron, pues hasta agoto de ese año, en la LXIII Legislatura la bolsa para asesores para cada uno de los 128 senadores era de 150 mil pesos y para los asesores en órganos de gobierno de 250 mil, además de que los gastos inherentes al cargo eran de 150 mil para presidencia y vicepresidencias y de 80 mil para secretarías.

De acuerdo con la información pública del Senado, que puede consultarse en la Plataforma Nacional de Transparencia y en la página web del propio Senado, a pesar que en 2022 trabaja con un presupuesto 17% menor en términos reales al que se tenía en el 2018, en materia de apoyos económicos a los senadores se registró un recorte importante, pero no se anularon.

Las reglas del Senado establecen que la administración central entrega las subvenciones a los grupos parlamentarios en los criterios de 206 mil pesos mensuales fijos y 132 mil pesos para apoyos en especie, pero son los grupos parlamentarios los que deciden su administración.

En tanto, los 130 mil pesos que entrega como bolsa mensual a cada uno de los 128 senadores para contratar a sus asesores, son los propios senadores los que deciden cómo lo distribuyen; es decir, si con ese dinero contratan a uno, dos o varios asesores.

MONREAL PIDE QUE NARRO ACLARE DICHOS

Por medio de su cuenta en Twitter, el vicepresidente del Senado, José Narro Céspedes, publicó el 29 de julio una crítica a la forma en que el Senado usa el presupuesto.

Hablemos con claridad, honestidad y verdad: el Senado no se apegó a la austeridad. Se hizo de manera aparente. El presupuesto de la Cámara ha aumentado a pesar de los recortes a senadores y no se regresan recursos a la tesorería de la federación ¡Austeridad verdadera ya!”, difundió.

Interrogado sobre estas afirmaciones, Ricardo Monreal Ávila invitó al vicepresidente del Senado, José Narro Céspedes, a presentar las pruebas de sus afirmaciones sobre el uso del presupuesto del Senado, para que sus señalamientos no se queden en un ámbito mediático, pues el manejo del dinero es pulcro y revisado constantemente por la Auditoría Superior de la Federación.

Monreal Ávila informó también que renunció a las prerrogativas que entrega el Senado desde enero de este año, por lo que él sólo recibe su dieta mensual de 119 mil pesos; es decir, no cuenta con el apoyo para asesores como legislador ni recibe gastos inherentes a su cargo como presidente de la Junta; “ni hago viajes pagados por el Senado”.

-Leticia Robles de la Rosa

cva

www.excelsior.com.mx