18 mayo 2022

Comunicación Consciente

Biden anuncia medidas contra impacto de ómicron

Gobierno estadounidense indica que viajeros a la nación deberán presentar una prueba negativa de Covid con no más de un día de antelación al vuelo

Washington.— El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, delineó una estrategia para contener la pandemia en el país durante este invierno y minimizar el impacto de la variante ómicron.

El plan incluye una medida que entrará en vigor el próximo lunes y por la que todos los viajeros que lleguen a Estados Unidos deberán presentar un test negativo de coronavirus en las 24 horas anteriores a su vuelo, en lugar de las 72 horas que se exigían hasta ahora.

Esa medida se aplicará a todos los viajeros, independientemente de su nacionalidad, estado de vacunación o país de salida, y por el momento no se exigirá cuarentena a esas personas.

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo a los periodistas que las pruebas y los requisitos de vacunación podrían añadirse eventualmente también a los vuelos nacionales. “Nada está fuera de la mesa”, dijo.

“Este calendario más apretado en los tests que exigimos nos proporciona más protección mientras los científicos siguen estudiando la variante ómicron”, aseguró Biden en un discurso desde la sede de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés).

El gobierno decidió extender, además, el requerimiento de usar cubrebocas en aviones, trenes y transporte público. “La administración seguirá requiriendo el uso de tapabocas durante viajes internacionales y públicos, así como en aeropuertos, terminales de autobuses cerradas, de aquí al 18 de marzo”. El gobierno de Biden también impulsará clínicas “móviles” de vacunación familiar, que llegarán a áreas remotas y donde todos los miembros de una familia podrán ponerse primeras o segundas dosis o las de refuerzo.

El plan de la Casa Blanca incluye además medidas para impulsar la vacuna de refuerzo entre todos los adultos, ampliar el número de inoculaciones entre niños, incrementar las protecciones en los lugares de trabajo y reforzar los equipos de respuesta rápida para ayudar a combatir posibles picos de casos. Además, asegurará el suministro de píldoras de tratamiento contra el coronavirus una vez sean aprobadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés).

Biden anunció además que su gobierno entregará 200 millones de dosis más a otros países en los próximos 100 días, es decir, hasta mediados de marzo. Ayer se reportaron más casos de ómicron en EU: había en al menos cinco estados.

En Finlandia, las autoridades sanitarias confirmaron la detección del primer caso de contagio por la variante ómicron.

La mutación podría suponer la mitad de las infecciones del virus en el Espacio Económico Europeo (EEE) “en unos pocos meses”, alertó el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC).

Restricciones a los que no tienen dosis

En Alemania, se impondrán restricciones a escala nacional a los no inmunizados y podría implantar la vacunación obligatoria a partir del próximo febrero, anunció la canciller saliente Angela Merkel, tras su reunión con su previsible sucesor, Olaf Scholz, y los líderes regionales.

Entre las medidas se incluye el cierre del ocio nocturno a partir de ciertos niveles de incidencia de contagios, restricciones a eventos públicos y contactos, especialmente entre los ciudadanos no vacunados, que sólo podrán de manera limitada con personas fuera de su núcleo familiar.

www.eluniversal.com.mx