20 mayo 2022

Comunicación Consciente

Baker Hughes niega conflicto de interés en casa que habitó hijo de AMLO

De igual manera informó a través de un comunicado que solicitó una investigación a una firma independiente, tras la cual “niega cualquier conflicto de interés” en la renta de la propiedad.

CIUDAD DE MÉXICO.-El vicepresidente de Baker Hughes para América del Sur y México, Robert Pérez, informó en conferencia de prensa este lunes 21 de febrero, que “no encontramos ningún conflicto de interés ni nada irregular“.

Esto en referencia a la casa que habitó José Ramón López Beltrán, hijo del presidente Andrés Manuel López Obrador, y su esposa Carolyn Adams en Houston, Texas.

Pérez también aclaró que Keith L. Schilling -quien fuera el dueño de la casa- fue empleado en Baker Hughes de 2016 a 2019, líder de ventas en Estados Unidos y luego presidente del grupo en Canadá, por lo que no tuvo “ningún contacto con México ni con Petróleos Mexicanos (Pemex)”.

De igual manera informó a través de un comunicado que solicitó una investigación a una firma independiente, tras la cual “niega cualquier conflicto de interés” en la renta de la propiedad.

“Tenemos más de 60 años operando en México siempre con total transparencia y estricto cumplimiento en todas las leyes y los requerimientos de Pemex”, afirmaron.

Detalló que realizó una revisión interna de sus contratos con Pemex desde 2016 y “no hemos encontrado registros de que Keith Schilling esté involucrado, nombrado o mencionado en ninguna documentación”.

Carolyn Adams no descarta demandar a Carlos Loret de Mola y medios por difamación

Carolyn Adams, esposa de José Ramón López Beltrán, hijo del presidente Andrés Manuel López Obrador, no descarta demandar a medios y a Carlos Loret de Mola “por difundir mentiras”.

“Se pudo ver una gran parte de las pruebas para dar por concluido este asunto”, dijo Adams referente a la casa de Houston.

Agregó:

“Se invadió nuestra privacidad y se nos expuso de manera cruel y perversa. Nos reservamos el derecho de tomar acciones legales contra todos los responsables de esta difamación a todas luces hechas con dolo. No somos personas públicas. No hay ni habrá conflicto de interés. Respeten nuestra privacidad”.

Carolyn también dijo que están dispuestos a dar toda la información que requieran las autoridades correspondientes.

“Estamos dispuestos a entregarlas a las autoridades correspondientes (contrato de arrendamiento, estados de cuenta, correos electrónicos, chats y lo que se requiera)”.

La nuera de AMLO acusó que “montaron noticias falsas y distorsionaron los hechos“.

“Montaron y divulgaron noticias falsas relacionadas con nosotros han empezado a buscar a terceros para involucrarlos y, de manera tendenciosa, distorsionar sus dichos. Entristece ver que lo que menos les importa es informar y dar con la verdad“, detalló.

Por último dijo que ella y su esposo no son figuras públicas.

www.elimparcial.com