29 noviembre 2021

Comunicación Consciente

AMLO, inseguridad y amnistía: esto dijo Félix Gallardo tras romper 3 décadas de silencio

A sus 75 años y tras casi 32 años de prisión, el ‘fundador del Cártel de Guadalajara’ admitió que no espera la amnistía propuesta por el presidente López Obrador.

“Soy un cadáver el cual no espera más que ser enterrado en la raíz de un árbol. No le estoy pidiendo nada al señor (AMLO). Al contrario, ojalá y le vaya bien”, fueron las palabras de Miguel Ángel Félix Gallardo, fundador del Cartel de Guadalajara, quien a sus 75 años se encuentra en silla de ruedas, parcialmente ciego y con muy pocas esperanzas de salir en libertad.

Tras 32 años de prisión, el apodado ‘jefe de jefes’ habló por primera vez en tres décadas sobre su vida en la prisión tras ser condenado en 1989 por el asesinato de Enrique ‘Kiki’ Camarena, agente de la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés).

En entrevista para Issa Osorio, de Telemundo, Félix Gallardo aseguró que no tiene esperanzas de vida ni de salir en libertad, pues su estado de salud es grave debido a que no puede caminar y debe ‘lidiar’ con una fuerte neumonía que lo ha obligado a usar oxígeno, por lo que solo espera la muerte.

“No tengo pronóstico de vida, usted ya lo está viendo. Fui cercenado del estómago, me quitaron ocho hernias. Me privaron de la vista, me privaron de los oídos, y como ve, no puedo caminar. Mi salud es pésima, mi familia está haciendo un hoyo para yo ser enterrado en un árbol”, dijo Félix Gallardo.

Tras el asesinato de Camarena, Miguel Ángel Félix Gallardo fue acusado de acopio de armas, cohecho, delitos contra la salud y homicidio. También fue sentenciado por delitos como tráfico de drogas y lavado de dinero.

El apodado ‘jefe de jefes’ fue señalado por la DEA como una mente maestra del tráfico de sustancias, y en conjunto con Ernesto Fonseca Carrillo y Rafael Caro Quintero fundaron el Cártel de Guadalajara.

Sin embargo, Félix Gallardo es el único que permanece encarcelado en un centro penitenciario, ya que Fonseca Carrillo, condenado a 40 años de cárcel, cumple su sentencia en prisión domiciliaria por su estado de salud y Caro Quintero fue puesto en libertad en 2013 por un tribunal que consideró que fue sentenciado por una instancia que no correspondía.

AMLO es un buen hombre, dice

Al ser cuestionado por la reportera Issa Osorio, de Telemundo, sobre la amnistía propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador para los reos mayores de 75 años, aseguró no estar interesado en ello.

“No. No estoy buscando eso. Sé que el señor presidente es un hombre de buena voluntad que está combatiendo la desigualdad social. Está dando pensiones, está dando muchas cosas y yo no le quitaría su tiempo”, indicó.

Agregó que la violencia y la criminalidad es producto de del desempleo y la desigualdad social, pero que el presidente está trabajando en ello por lo que se debe de darle tiempo.

“Yo soy un cadáver el cual no espera más que ser enterrado en la raíz de un árbol. No le estoy pidiendo nada al señor. Al contrario, ojalá y le vaya bien. Esto de la bacteria bajó mucho el poder adquisitivo de los mexicanos, pero este hombre es de buena voluntad y ojalá que Dios le ayude”, sentenció.

www.elfinanciero.com.mx