17 mayo 2022

Comunicación Consciente

Alfonso Durazo detalla acuerdos alcanzados con la tribu yaqui

La ejecución de los recursos será definida en función de las prioridades que planteen las autoridades tradicionales de la tribu yaqui

En coordinación entre representantes de la etnia yaqui y el gobierno del Estado, se definirá la aplicación de los recursos federales del Ramo 18 y 33, que serán destinados a favor de las comunidades, informó Alfonso Durazo Montaño.

El gobernador de Sonora informó que la ejecución de los recursos será definida en función de las prioridades que planteen las autoridades tradicionales de la tribu yaqui, tal como se acordó en su reunión del pasado fin de semana, donde también participaron autoridades federales, como el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI).

“Me parece importante y también elemental que la definición de esas prioridades procedan de su propio sentir y no de la valoración del gobierno del Estado”, afirmó el gobernador.

Asimismo, durante esa misma reunión se acordó que el 1% de la recaudación del impuesto predial que pagan los integrantes de la etnia en Guaymas y Cajeme -especialmente Guaymas, donde se encuentran siete de los ocho pueblos de tribu yaqui-, será devuelto a las comunidades en forma de apoyos y programas sociales definidos junto con los representantes tradicionales.

“Nunca se había hecho que la mitad de los impuestos que ellos pagan, que es por impuesto predial, se destina a obras de carácter social, propuestas en común acuerdo con el interior de la comunidad”, aseveró Durazo Montaño.

Además, se tomó la decisión de retirar el plantón de la Carretera Federal 15, a la altura de Loma de Guamúchil, tomado por autoridades tradicionales de Loma de Bacum, debido a los diálogos con la etnia, por lo que se buscará liberar el resto de tramos que otros grupos han interceptado.

Foto: Cecilia Saijas | El Sol de Hermosillo

“Hemos planteado por acuerdo presidencial el reubicar la caseta de Obregón a la altura, todavía no definida, del Danzante yaqui, eventualmente un poco más al norte y asignar una parte de los ingresos que se cobran en esa caseta a la etnia yaqui, pero con una administración institucional, no como ahora sucede que son diversos grupos los que se instalan en plantón, cobran la cuota y le dan administración discrecional al recurso”, dijo.

De tal forma, se plantearon diferentes opciones para la asignación de ese recurso, tales como el costo de operación del Acueducto Yaqui, el mantenimiento de las escuelas, instalaciones deportivas, infraestructura de los alrededores de hospitales, así como acciones de beneficio colectivo y no de un grupo particular.