26 octubre 2021

Comunicación Consciente

Alcocer y López-Gatell, apenas nueve visitas a hospitales en un año

La Secretaría de Salud admitió que el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, sí se agravó por su contagio de COVID-19 desde el pasado miércoles.

A un año del inicio de la epidemia del coronavirus en México y con un registro de 185 mil 715 muertes, el secretario de Salud, Jorge Alcocer, y el subsecretario, Hugo López-Gatell, apenas registran nueve visitas a hospitales COVID-19 del país, particularmente en la capital y el Estado de México, de acuerdo con la respuesta a una solicitud de transparencia.

Ante la petición de los nombres y fechas de los hospitales COVID visitados por el secretario y subsecretario, de enero del 2020 a la fecha, se indicó que el 7 de enero visitaron el Hospital Militar de la Secretaría de la Defensa Nacional, en Miguel Hidalgo, en la Ciudad de México; el 4 de febrero de ese año acudieron al Hospital General de México Dr. Eduardo Liceaga, en la demarcación Cuauhtémoc.

El 6 de febrero visitaron el Instituto Nacional de Pediatría, en Tlalpan, Ciudad de México, y el mismo día estuvieron en el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía, también en la zona sur de Tlalpan.

Se detalló también que el 13 de febrero acudieron al Hospital Juárez de México, en la alcaldía Gustavo A. Madero, en la capital del país; el 21 de febrero volvieron a Tlalpan y –en espera ya de los primeros casos de COVID-19– conocieron las condiciones en que operaba el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER).

El 28 de febrero, cuando se registró el primer caso de coronavirus en México, los funcionarios visitaron el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, en la zona de hospitales, también de Tlalpan. De ahí en adelante fue hasta el 22 de noviembre cuando estuvieron –según sus propios reportes de bitácoras– en el Hospital Materno de Texcoco, en el Estado de México.

Los funcionarios cerraron el 2020 sólo con una visita, el 19 de diciembre, al Hospital Zona Sur, en Tláhuac, en la capital del país, según consta en la respuesta a la solicitud de información 0001200017721.

Para este fin de febrero de 2021, el recuento de partidos políticos y legisladores federales de la oposición es que la “ineficaz prevención en tiempo y forma” de la epidemia dejó ya en México el cierre de más de un millón de empresas y la pérdida de 12 millones de empleos.

Diputados del PAN, PRI y PRD advirtieron que el “manejo electoral de las vacunas” ha derivado en un proceso lento y desorganizado de la aplicación de las dosis, con apenas poco más de 2 millones de aplicaciones.

“La atención ha sido con ineptitud, con irresponsabilidad, criminal y los resultados son evidentes, desastrosos”, dijo el panista Éctor Ramírez Barba, secretario de la Comisión de Salud; la priista Frinné Azuara Yarzábal, de la misma comisión, completó que “la prevención fue ineficaz en tiempo y forma, y dejó graves daños al país”.

La coordinadora de los diputados perredistas, Verónica Juárez, criticó que, “además de la cifra cercana a los 200 mil muertos, el poco cuidado a la epidemia dejó ya el cierre de un millón 10 mil 857 empresas, según el INEGI, lo que equivale al 20.81 por ciento del total, y 12 millones de empleos perdidos”.

Sin embargo, para el IMSS, “en equipo se logró vencer a los miedos y hemos atendido a 2 millones de pacientes con sospecha de COVID-19”, celebró el doctor Víctor Hugo Borja, director de Prestaciones Médicas del instituto.

El primer estratega responsable de la atención a pacientes con coronavirus, precisó que se reconvirtieron 208 hospitales, se conformaron equipos de respuesta COVID, con más de 86 mil médicos y enfermeras, con lo cual se ha garantizado la política de cero rechazos. La reconversión más grande en la historia del IMSS implicó destinar más de 20 mil camas de las 37 mil 104 existentes.

Adultos mayores hacen fila para ser vacunados en Iztacalco, CDMX

Adultos mayores hacen fila para ser vacunados en Iztacalco, CDMXCuartoscuro

El subsecretario de Salud, internado desde hace 5 días, aclara Ssa

La Secretaría de Salud admitió anoche que el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, sí se agravó por su contagio de COVID-19 desde el pasado miércoles, y que continúa hospitalizado desde entonces con oxígeno y respiración artificial.

Después de que la dependencia insistió hace cinco días que el funcionario se encontraba bien, sin complicaciones y sólo con tratamiento de rutina con oxigenación suplementaria en su domicilio, ayer tuvo que aceptar que fue internado para su tratamiento.

Desde Palacio Nacional, el director del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades de la Secretaría de Salud, Ruy López Ridaura, aceptó que “el doctor López-Gatell, desde el miércoles pasado, cuando se informó durante la conferencia de prensa vespertina, requería un tratamiento de COVID moderado, con requerimiento de oxígeno, consideró su equipo médico, y evaluó la necesidad de una hospitalización anticipada, con un monitoreo y un tratamiento hospitalario”.

Explicó que fue necesaria “una hospitalización anticipada, preventiva, por la posible complicación y ha estado desde el miércoles hospitalizado y con una evolución muy favorable; esperemos que ya el día de mañana o pasado (lunes o martes) pueda darse de alta de la unidad hospitalaria”, dijo.

Sin embargo, anticipó que por lo menos toda esta semana el subsecretario continuaría en confinamiento y bajo tratamiento médico, para darle seguimiento a la evolución de su caso desde su domicilio.

A un año de la llegada del COVID-19, México ha aprendido mucho de la epidemia con un trabajo intersectorial y hasta ha sido galardonado a nivel mundial –no dijo por quién– por su transparencia en el manejo de los casos, aseguró la directora de Vigilancia Epidemiológica, Gabriela Nucamendi.

Al presentar el informe técnico, la funcionaria reportó que se confirmaron 2 mil 810 nuevos contagios en las últimas 24 horas, que acumulan 2 millones 86 mil 938, y que se confirmaron también otras 458 defunciones, con las que suman ya 185 mil 715.

Destacó que con una ocupación hospitalaria ya de sólo el 29 por ciento en camas generales y del 33 por ciento en camas con ventilador, se mantiene una “tendencia franca a la baja” de la epidemia.

Sobre el avance de la vacunación, López Ridaura informó que ayer, al corte de las cuatro de la tarde, se habían aplicado otras 55 mil 55 dosis, para un total acumulado de 2 millones 455 mil 95 en todo el país, de las cuales un millón 119 mil 171 fueron destinadas para adultos mayores.

www.elfinanciero.com.mx